La vuelta al perro


septiembre 12, 2008, 2:09 pm
Filed under: Diseño gráfico y comunicación, Trabajos | Etiquetas: , ,

Ciudad Despierta.
Publicación semanal de ocio, espectáculos y cultura.

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

Que tiempos aquellos en que mientras el ministro de economía t decía que la inflación de abril fue sólo del 0,5% y a uno le costaba llegar a finde mes, Sabina en la siguiente pagina t cantaba al oido: “En la posada del fracaso,
donde no hay consuelo ni ascensor,
el desamparo y la humedad
comparten colchón
y cuando, por la calle,
pasa la vida, como un huracán,
el hombre del traje gris
saca un sucio calendario del
bolsillo y grita
¿quién me ha robado el mes de abril?”

Comentario por Pablo G

Era una jornada radiante. El sol se colaba por la ventana del departamento de Colón al 300 y animaba la tarde de mate amargo y ronda editorial. Liliana Herrero se presentaba en Córdoba el mismo día que Joaquín Sabina. Teníamos que definir la tapa. El Flaco mordió el extremo de su birome y, acto seguido, arrojando el puño suavemente contra la mesa de Martín exclamó: “para mí va la Herrero”. No recuerdo bien quién fue el que reclamó que también era importante respetar la agenda que instalaba la presencia de un artista de la talla del gallego. Uno a uno los argumentos, direccionados hacia uno u otro extremo, iban delineando un jugoso debate. Discutíamos ardientemente sobre cultura, sobre política (si es que estos términos pueden presentarse así por separado)y nos dábamos cuenta de que teníamos en nuestras manos algo más que una decisión editorial. En círculo, escuchándonos,opinando en libertad, pudimos construir algo que trascendía a la próxima salida del suple.
En la tapa, salió destacado Sabina. Pero adentro, ocupando un espacio de privilegio, con más caracteres a disposición del periodista (en ese caso creo que era el Fino) la Herrero cantó para nosotros.
Tiempo después, alguna otra tarde, abril nos trajo esa nostalgia que hoy se nos pegotea un poco en la memoria. Y sin embargo…no hay fracaso en la posada que fue testigo de una libertad NUESTRA…”por prepotencia de trabajo”. Salú compañero.

Comentario por Soledad

Fe de erratas…era Liliana Felipe…ja! El alemán está a pleno. Un abrazo

Comentario por Soledad




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: